Adrianagiov logo

Fisioterapia Invasiva Jerez

Un camino hacia una vida sin limitaciones ni incomodidades.

Fisioterapia Invasiva en Jerez

En nuestra clínica de fisioterapia en Jerez, ofrecemos servicios de fisioterapia invasiva como parte de nuestro enfoque integral para el cuidado de nuestros pacientes. La fisioterapia invasiva, también conocida como terapia manual invasiva o terapia de tejidos blandos, utiliza técnicas específicas para tratar una variedad de condiciones musculoesqueléticas y dolor crónico.

Nuestro equipo de fisioterapeutas altamente capacitados y experimentados está especializado en técnicas de fisioterapia invasiva que incluyen la punción seca, la electrólisis percutánea intratisular (EPI), y la terapia manual avanzada. Estas técnicas pueden ser efectivas para tratar condiciones como tendinopatías, contracturas musculares, síndrome de dolor miofascial, y otras afecciones musculoesqueléticas.
¿En qué podemos ayudarte?

Consulta gratis

Para cualquier duda o pregunta no dudes en contactar con nosotros

FISIOTERAPIA INVASIVA JEREZ: CÓMO FUNCIONA

Nuestro proceso

La punción seca es una técnica en la que se insertan agujas de acupuntura estériles en los puntos gatillo miofasciales para aliviar el dolor y restaurar la función muscular. La EPI utiliza una corriente eléctrica para tratar lesiones de tejidos blandos, promoviendo la regeneración y la reparación de los tejidos afectados.

Y la terapia manual avanzada incluye técnicas de manipulación y movilización de tejidos blandos para mejorar la movilidad, reducir la rigidez y aliviar el dolor.

Nuestro enfoque en la fisioterapia invasiva se basa en la evidencia científica y en las mejores prácticas clínicas, y siempre se realiza con la seguridad y el bienestar del paciente en mente. Antes de comenzar cualquier tratamiento, llevamos a cabo una evaluación exhaustiva para comprender las necesidades y preocupaciones únicas de cada paciente, y desarrollamos un plan de tratamiento personalizado que se adapte a sus objetivos de rehabilitación y recuperación.

fisioterapia-invasiva-en-jerez

Técnicas avanzadas para aliviar el dolor y restaurar la función muscular y articular

No importa cuál sea tu situación, estamos aquí para apoyarte en tu camino hacia la recuperación y el bienestar

¿Por qué lo necesitas?

Beneficios de Fisioterapia Invasiva en Jerez

Alivio efectivo del dolor

Puede proporcionar un alivio rápido y efectivo del dolor asociado con condiciones musculoesqueléticas, como tendinopatías, contracturas musculares y puntos gatillo miofasciales.

Promoción de la recuperación

Estas técnicas pueden estimular la regeneración y la reparación de los tejidos afectados, lo que facilita una recuperación más rápida y completa después de lesiones agudas o cirugías.

Mejora de la movilidad y la función

Al liberar tejidos blandos restringidos y reducir la rigidez muscular, la fisioterapia invasiva puede mejorar la movilidad articular y la función muscular.

Tratamiento de lesiones crónicas

Solución efectiva y duradera, abordando la causa subyacente del problema y promoviendo la curación de los tejidos a largo plazo.

Preguntas frecuentes

Preguntas más frecuentes Fisioterapia Invasiva en Jerez

La fisioterapia invasiva es una modalidad de tratamiento que implica el uso de técnicas que penetran la piel para abordar problemas musculoesqueléticos y del tejido conectivo. A diferencia de la fisioterapia convencional, que se centra en métodos no invasivos como el ejercicio terapéutico, la manipulación manual y las modalidades de tratamiento, la fisioterapia invasiva implica la inserción de instrumentos a través de la piel para tratar las afecciones.

Algunas de las técnicas comunes de fisioterapia invasiva incluyen:

  1. Punción seca: Se utiliza una aguja estéril para pinchar y desactivar los puntos gatillo miofasciales, que son áreas de contracción muscular dolorosa y tensa que pueden causar dolor referido y limitación del rango de movimiento.

  2. Electrólisis percutánea intratisular (EPI): Esta técnica implica el uso de una corriente eléctrica a través de una aguja para tratar lesiones de tejidos blandos, como tendinopatías. La corriente eléctrica ayuda a estimular el proceso de curación y promueve la regeneración de tejidos.

  3. Terapia manual invasiva: Esto incluye técnicas como la movilización articular y la manipulación de tejidos blandos, realizadas con mayor profundidad que en la terapia manual convencional para abordar problemas musculoesqueléticos específicos.

La fisioterapia invasiva se utiliza para tratar una variedad de condiciones musculoesqueléticas, como tendinopatías, contracturas musculares, síndrome de dolor miofascial, puntos gatillo, entre otras. Es importante que la fisioterapia invasiva sea realizada por un fisioterapeuta debidamente capacitado y calificado para garantizar su seguridad y eficacia.

El término "masaje invasivo" no es común en la práctica de la fisioterapia y el masaje terapéutico. Por lo general, el masaje terapéutico se realiza de manera no invasiva, utilizando técnicas manuales para manipular los tejidos blandos del cuerpo, como los músculos y la fascia, con el objetivo de aliviar la tensión, mejorar la circulación y promover la relajación.

La fisioterapia invasiva, por otro lado, implica el uso de técnicas que penetran la piel, como la punción seca y la electrólisis percutánea intratisular (EPI), para tratar afecciones musculoesqueléticas específicas.

Es posible que el término "masaje invasivo" se refiera a un enfoque más profundo o intenso en la aplicación de masaje terapéutico, donde el terapeuta puede aplicar más presión o usar técnicas más específicas para abordar áreas problemáticas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el masaje terapéutico generalmente se considera una forma de terapia no invasiva y no implica la penetración de la piel o el uso de instrumentos. Siempre es recomendable comunicarse claramente con su terapeuta sobre sus preferencias y necesidades durante la sesión de masaje.

Los fisioterapeutas, en la mayoría de los países, no están autorizados para inyectar medicamentos. Sin embargo, en algunos lugares y en ciertas circunstancias, los fisioterapeutas pueden estar autorizados para realizar ciertos procedimientos invasivos bajo la supervisión de un médico, como la electrólisis percutánea intratisular (EPI) o la administración de medicamentos con fines terapéuticos a través de la técnica de punción seca.

La punción seca implica la inserción de una aguja estéril en un punto gatillo miofascial (un punto doloroso y tenso en un músculo) con el objetivo de desactivarlo y aliviar el dolor y la tensión muscular. La EPI, por otro lado, implica la introducción de una corriente eléctrica a través de una aguja para tratar lesiones de tejidos blandos, como tendinopatías.

Es importante destacar que estos procedimientos generalmente requieren una formación especializada adicional y pueden estar sujetos a regulaciones y restricciones específicas en cada país. Si estás considerando recibir un tratamiento que involucre inyecciones o procedimientos invasivos por parte de un fisioterapeuta, es importante hablar con tu médico o fisioterapeuta para comprender completamente los riesgos y beneficios asociados y asegurarte de que el procedimiento sea realizado por un profesional debidamente capacitado y autorizado.

La fisioterapia invasiva ecoguiada es una modalidad de tratamiento que combina la fisioterapia invasiva con el uso de imágenes de ultrasonido en tiempo real para guiar la colocación precisa de agujas o instrumentos invasivos en el tejido objetivo. Esta técnica permite al fisioterapeuta visualizar la anatomía interna, como músculos, tendones, ligamentos y articulaciones, durante el procedimiento, lo que aumenta la precisión y la seguridad del tratamiento.

En la fisioterapia invasiva ecoguiada, se utiliza un ecógrafo para generar imágenes de alta resolución del área a tratar en tiempo real. Estas imágenes se utilizan para identificar estructuras anatómicas específicas, evaluar la calidad del tejido y guiar la inserción de agujas o instrumentos en el lugar preciso donde se necesita el tratamiento.

Algunas de las técnicas de fisioterapia invasiva ecoguiada incluyen la punción seca ecoguiada, en la que se utiliza el ultrasonido para guiar la inserción de agujas en puntos gatillo miofasciales, y la infiltración ecoguiada, en la que se utiliza el ultrasonido para guiar la administración precisa de medicamentos o sustancias terapéuticas en tejidos específicos, como tendones o bursas.

La fisioterapia invasiva ecoguiada se utiliza para tratar una variedad de condiciones musculoesqueléticas y dolorosas, como tendinopatías, bursitis, síndrome de dolor miofascial, lesiones deportivas y lesiones por sobrecarga. Proporciona una opción terapéutica efectiva y precisa para aquellos pacientes que pueden beneficiarse de la fisioterapia invasiva, al tiempo que minimiza el riesgo de complicaciones y mejora los resultados del tratamiento.

La neuromodulación en fisioterapia es una modalidad de tratamiento que implica la estimulación eléctrica de los nervios o tejidos específicos para modular la actividad del sistema nervioso y producir efectos terapéuticos. Esta técnica se utiliza para tratar una variedad de condiciones musculoesqueléticas y neurológicas, así como para aliviar el dolor y mejorar la función.

Existen varias formas de neuromodulación en fisioterapia, algunas de las cuales incluyen:

  1. Estimulación eléctrica neuromuscular (EENM): También conocida como electroestimulación, esta técnica implica la aplicación de corriente eléctrica a través de electrodos colocados en la piel sobre los músculos o nervios específicos. La EENM puede utilizarse para mejorar la fuerza muscular, reducir la espasticidad, mejorar la circulación y promover la recuperación después de lesiones.

  2. Estimulación eléctrica transcutánea (TENS): Esta técnica implica la aplicación de corriente eléctrica a través de electrodos colocados en la piel sobre áreas dolorosas o puntos específicos de los nervios. La TENS puede ser utilizada para aliviar el dolor agudo y crónico al modular la transmisión del dolor en el sistema nervioso central y periférico.

  3. Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS): Similar a la TENS, esta técnica implica la estimulación eléctrica de los nervios periféricos a través de electrodos colocados en la piel. La TENS se utiliza para tratar una variedad de condiciones, incluyendo el dolor neuropático, la neuralgia y la neuropatía periférica.

  4. Estimulación magnética transcraneal (EMT): Esta técnica implica la aplicación de campos magnéticos pulsados para estimular áreas específicas del cerebro. La EMT se utiliza para tratar trastornos neurológicos, como el accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple y el dolor crónico, al modular la actividad neuronal y promover la plasticidad cerebral.

La neuromodulación en fisioterapia puede ser una herramienta efectiva para aliviar el dolor, mejorar la función y promover la recuperación en una variedad de condiciones musculoesqueléticas y neurológicas. Es importante que la neuromodulación sea realizada por un fisioterapeuta debidamente capacitado y bajo la supervisión de un profesional de la salud para garantizar su seguridad y eficacia.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?